¿Qué son?

La terapia de las flores de Bach es una terapia natural basada en las 38 esencias florales del Dr. Edward Bach. Las esencias florales presentan muchos efectos positivos en la salud de las personas. Tomar estas esencias te permite trabajar patologías y vencer los miedos que nunca pensaste que podrías vencer. Se trata de una terapia global que trata al individuo y no su enfermedad ni sus síntomas. Para utilizar las flores de Bach se tiene en cuenta la salud de la persona y también su estado de ánimo, su personalidad y su modo de enfrentarse a los problemas.

Cada uno de los remedios ayudan a equilibrar una característica o estado emocional negativo en particular, como por ejemplo: la autoestima, el miedo, la falta de confianza, la desesperanza, etc.

Para seleccionar flores sólo necesita pensar en qué tipo de persona es y cómo se siente. Después sólo necesita tomar las flores de Bach que necesita. No son los síntomas sino la causa que los produce lo que importa. Averiguando el motivo podremos encontrar una solución. Hay que curar la raíz de la causa que origina el malestar.

Las flores de Bach transforman las actitudes negativas en positivas. No hay que esperar a sentirse enfermo para utilizar la terapia floral de Bach.

En momentos difíciles, cuando todo es negativo, si que las flores de Bach son de gran valor para llegar a un equilibrio y evitar la aparición de los síntomas.

Hay quien piensa que tiene efecto placebo, sin embargo se utiliza también en bebes, en animales o incluso en plantas (El Rescue Remedy, remedio urgente o remedio rescate, ayuda a una planta a florecer con mas fuerza cuando es trasplantada).

Según la teoría de cuerdas. La materia sería vibración. Si analizamos el contenido de las flores de Bach solo encontraremos agua y una pequeña parte de conservante. Realmente el contenido es la información o vibración que contiene esa flor y que es capaz de sanar tu mal. No actúan como los fármacos antidepresivos o ansiolíticos que actúan sobre los síntomas y simplemente o te aceleran o de duermen. Las flores de Bach actúa sobre los patrones mentales que configuran nuestra conciencia psíquica corrigiéndolos. La causa de las enfermedades no son producto del azar, casi siempre es producido por un desequilibrio emocional cuya causa psicológica se puede sanar con la flor apropiada.

 

Origen de las Flores de Bach

Para conocer el origen del descubrimiento, tenemos que conocer la historia de Edward Bach:

Edward Bach, era un medico muy avanzado para su tiempo. Desde muy joven tuvo claro que la personalidad y la actitud de cada ser humano influía en su estado de salud. Trabajó primero como bacteriólogo, pero debido a una enfermedad, empieza a investigar por su cuenta ya que creía que debía cumplir una misión. Al ingresar como bacteriólogo en el Hospital Homeopático de Londres, empieza a observar a sus pacientes y decide analizar también, su personalidad y sus estados psícológicos. Entonces, empezó a buscar un remedio para cada tipo de personalidad.

Como no estaba muy de acuerdo con la medicina tradicional, buscó remedios más naturales, basados en flores. Vuelve a Gales y empieza su investigación con flores, de las que extrae infusiones. Las trabajó de diferentes formas hasta que encontró su sistema: colocar las flores recién cortadas en un recipiente con agua de un arroyo próximo y dejándolas al sol durante unas horas.

Tras cantidad de trabajos y observaciones con plantas y flores y comprobarlas, consiguió desarrollar una nueva medicina relacionada con las emociones que reúne: 34 flores silvestres, 3 flores de cultivo, y el último agua de manantial. Para conservar y estabilizar la solución añadió alcohol, en su caso coñac.

“La enfermedad no es una crueldad ni un castigo, sino solo y únicamente un aviso; es un instrumento del que se sirve nuestra propia alma para mostrarnos nuestros errores, prevenirnos de otros e impedirnos cometer mas daños para volvernos al camino de la verdad y de la luz, del que nunca deberíamos habernos apartado.»

Dr. Edward Bach

¿Qué emociones podemos trabajar?

Las flores de Bach pueden ayudarte a sentirte bien sea cual sea tu emoción o problema, ya que abarcan prácticamente cualquier tema emocional que un individuo pueda sentir. Desde miedos conocidos, a miedos sin causa aparente, ira, terror, celos, inseguridad, desesperación, soledad, sufrimiento por los demás sin motivo, impaciencia, tozudez, falta de motivación o de energía, cansancio exagerado, desilusión, falta de autoestima, sentimiento de no ser capaz, personas que necesitan la aprobación de los demás, indecisión…

¿Cómo funcionan?

 

Todos los remedios usados en este método de tratamiento están preparados con flores de plantas silvestres, arbustos o árboles. Ninguno de ellos es perjudicial o genera hábito. No tienen contraindicaciones ni efectos secundarios. Por ello, es un remedio para todo el mundo, y ésa fue la intención del Dr. Bach: que el hombre pudiera encargarse de su propia curación.

Las emociones son vibraciones, sensaciones en el cuerpo. Cuando una persona siente miedo o tristeza, se dice que la vibración de esta emoción en el cuerpo está desequilibrada, que no se emite a la frecuencia adecuada. Cada una de las Flores de Bach, emite la frecuencia correcta parra contrarrestar dicha emoción negativa para ti.

Entonces, cada vez que tomas tu preparado de flores, tu cuerpo recibe la vibración correcta que tendría que sentir, dando la información correcta y haciendo que la persona vuelva sola a regularse, transformando el malestar emocional.

 

¿Quieres saber más sobre las Flores de Bach?

Puedes encontrar más información en el blog.

 

Pedidos personalizados

Prueba los beneficios de las Flores de Bach. Reserva tu cita para una entrevista personalizada.
+34 626 762 162
perseideterapias@gmail.com