Primero de todo, GRACIAS POR LEER. Esta es la primera entrada de la que espero sea una manera más cercana y eficiente de llegar a vosotros. En este blog quiero compartir artículos, información y herramientas que en su día me ayudaron en mi proceso de transformación y de aprendizaje, cambiando mi vida, mi forma de ser y de pensar por completo y convirtiendo a la chica tímida, apegada y depresiva en la mujer emprendedora, valiente y segura de sí misma que soy hoy.

Este blog no va a tratar de un solo de psicología, o de espiritualidad o de terapias, sino que pretende englobar cualquier herramienta, técnica y filosofía que sea beneficiosa para ti y tu aprendizaje, que pueda interesarte para cambiar y evolucionar, permitiéndome acercándome más a vosotros, interactuar, responder dudas y preguntas y aprender en este camino juntos.

Un requisito indispensable para ello es abrir la mente o al menos, no tener prejuicios. Sé que esto es un poco complicado para todas esas mentes racionales que lean esto, que quizás no hayan pasado de las dos primeras líneas (ojalá sí lo hagan). Hace 5 años yo tampoco creía en nada de lo que ahora trabajo. Era una administrativa contable que solo quería un novio y una vida corriente. Nunca hubiera pensado que realizaría sesiones de terapia, que me gustaría y se me daría bien ayudar a otros, que trabajaría con la energía, que probaría tantas terapias distintas ni que estas me funcionarían tan bien como lo han hecho, llegando a cambiar mi vida (gracias también a mis ganas, claro). Pero un día de repente te ves obligado a cambiar tus pensamientos porque lo has probado todo y nada te funciona. Necesitamos cambiar creencias, los viejos hábitos que ya no nos sirven y sopesar nuevas posibilidades y maneras de actuar. Abrir nuestras mentes, dejar de juzgar por lo que se supone que está bien o mal, lo que es socialmente correcto o no y empezar a ver otras posibilidades. Desidentificarnos del yo y del papel que te han creado, quedarte vacío y desnudo y entonces empezarnos a llenar de lo que sí nos hace bien, decidiendo quienes somos y cómo queremos ser, olvidando los condicionamientos que solo intoxican nuestras mentes y vidas.

«¿Pero, entonces, qué nos vas a contar?»

 

Mi intención es, compartir con vosotros informaciones y mostraros las herramientas de las que dispongo y conozco, para que podáis cambiar y mejorar vuestras vidas como yo hice. No importa si es un pequeño hábito que cambia poco o mucho vuestro día a día, por poco que sea que hagáis, o simplemente leáis, el conocimiento ya planta una semilla, que quizás más adelante cree o cambie un habito. Y lo mejor, que al probarlo, compartirás tu conocimiento con otros, de manera que la rueda de cambios y mejoras en tu vida y en la de los que te rodean es infinita.

 

«Mi único objetivo es ayudarte a mejorar tu vida para que seas FELIZ.»

 

«¿Y cómo lo vas a hacer?»

 

Compartiendo con vosotros vídeos, artículos, libros, enseñanzas de maestros, doctores, profesores, gurús y otros grandes seres que tanto me han dado a mí y a muchos otros, a los que admiro y a los que tanto tengo que agradecer (GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS).

Hay muchas cosas que ni papá ni mamá han podido enseñarnos sobre la vida dado a que ellos mismos las desconocen, y muchas otras que deberían enseñarse en los colegios. Cómo funcionan nuestras mentes y cuerpos y las Leyes Universales debería ser algo fundamental, algo que en la actualidad cada vez se conoce más gracias a los movimientos como el «New Age», la difusión de las técnicas de sanación, terapias y disciplinas como el yoga y un sinfín más de métodos, eventos conscientes y terapeutas implicados en el cambio de paradigma y transformación de la forma de pensar de la humanidad. La Tierra está cambiando (Se escucha: «POR FIIIIIIN !!!» y aplausos).

 

Han sido horas y horas de leer, de ver vídeos, de realizar ejercicios, de lágrimas, de soltar creencias, de mucha lucha interna, meditaciones fallidas y terapias varias hasta alcanzar la paz que necesitaba y con la que vivo actualmente. Ese es el estado natural del ser, el que deberíamos todos experimentar desde el nacimiento.

IMPORTANTE: Esto no quiere decir que os vaya a cambiar la vida, no soy una persona a la que le guste vender humo. Yo no soy perfecta, mi vida no es perfecta y sigo en cambio constante y en procesos de aprendizaje que cambian según lo que sucede en mi vida, pero soy muy diferente de la persona que era. Una versión mejorada y mucho más feliz de mí misma, que piensa y actúa diferente porque he aprendido a confiar en mi intuición, escuchar a mi corazón y a juzgar cada vez menos, porque en cualquier momento la vida te puede sorprender. Ahora soy una persona mucho más positiva, independiente y valiente que antes y cada vez me siento mejor.

Quiero que seas TÚ el dueño de tu vida, que te empoderes, que seas fuerte e independiente sin depender de nadie, sin escuchar a nadie más que a ti mismo. Pero los resultados dependerán del grado de compromiso que tengas contigo mismo, y de lo mucho que anheles el cambio. Yo me prometí a mí misma que no pararía hasta sanarme y aquí sigo, incansable, y he conseguido eliminar la gran mayoría de bloqueos y aspectos de mí que no me gustaban, los que más me impedían cambiar mi vida a mejor y alcanzar la felicidad, el amor y a veces incluso la salud. Pero a veces hay que ser muy valiente para mirar adentro y ver tus demonios, porque es doloroso, pero abrazarlos y invitarlos a irse, es un camino muy liberador que todos deberíamos emprender. La finalidad es ayudarte a que el proceso sea más fácil, que aunque existan cosas, personas, situaciones o sentimientos que no están bien en tu vida, al menos eso no te afecte emocional ni psicológicamente y que puedas «vivir con la paz de un Buda en medio de una guerra»

 

Gracias por ser,

Vanesa Bueno