Flores de Bach: HOLLY (Acebo)

Holly es la flor contra la ira o el enojo, pero no es necesariamente el caso. Cuando Holly se utilice para la ira o el enojo será únicamente cuando hayan sido provocadas específicamente por odio, sospecha, envidia o celos. Cuando se trate de otros motivos, entonces se requerirán otras flores, como por ejemplo Impatiens cuando la ira sea provocada por la impaciencia, Vervain cuando sea causada por un sentido de injusticia, Chicory cuando la persona enfadada se sienta despreciada y herida por la ingratitud de otros.

Holly es para sentimientos muy negativos y agresivos. El problema básico es una ausencia de amor. El remedio fomenta la generosidad de espíritu y la apertura hacia los demás, contemplando el mundo con una perspectiva más magnánima.

Es la flor que nos ayuda a encontrar el “amor” dentro de nosotros para poder compartirlo con nuestro entorno.

El aspecto negativo de Holly, son personas celosas, envidiosas, con grandes deseos de ira y de venganza. Que sospechan siempre de todas las personas que les rodean aunque no tengan motivos para ello. Se encuentran en un estado interior tan caótico y con tantas heridas, que no son capaces de ver más allá de su propio dolor, y además desean que los demás sufran tanto o más de lo que sufren ellos. Además sienten envidia por todas las personas que son felices a su alrededor, y les cuesta alegrarse por ellos.

Suelen estar siempre enfadados y con muy mal carácter, y  constantemente sufren de ataques de ira y rabia que vierten en su entorno. Desconfían de las personas que quieren ayudarles y darles buenos consejos, sospechando siempre que lo hacen con una doble intención.

Irritabilidad, altibajos emocionales, enfados frecuentes, mal humor, insatisfacción. Personalidades coléricas. Conflictos en la unidad familiar: peleas, ambiente hostil. No se puede dormir, hay ideas de venganza y celos. Personas que se sienten juzgadas, señaladas, o que piensan que hablan mal de sí; obsesión por esos temas. Cuando hay antecedentes de abuso sexual.  Niños: nacimiento de un hermanito, conflictos con los amigos por celos.

Interiormente viven en un constante estado de tensión, ya que la sospecha constante le hace estar alerta y pendiente de todo lo que le rodea, lo cual le provoca un enorme agotamiento energético y físico.

Muchas veces están en este estado sin saber el por qué, y esto los hace sentirse mucho más desdichados.

Aspecto negativo de  Holly: Rabia, odio, envidia, sospecha, celos

Aspecto corregido tras la toma de Holly: Amor.

La descripción del Dr. Bach:

El Dr. Bach escribió: Para las diferentes formas de vejación.Dentro de sí mismos pueden sufrir mucho, a menudo cuando no hay una causa real para su infelicidad. Holly nos protege de todo lo que no es AmorUniversal. Holly abre el corazón y nos unifica con el Amor Divino.


Fuentes:

  • www.floresdebach.com
  • https://escuelaterapiafloral.com
  •  https://elviajedelheroe.jimdo.com

Vanesa Bueno
perseideterapias@gmail.com
+34 626 762 162
Presencial: Ibiza y Barcelona.
Posibilidad de envíos a toda España tras una entrevista online.

MULADHARA: El chakra raíz (1º)

Muladhara o el Chakra Raíz significa “fundación” y es el chakra de la seguridad, el de nuestros instintos básicos: la supervivencia. Así pues, comer, beber, reproducirse, tener un hogar o un lugar donde cobijarse son aspectos de este chakra, sería tener cubiertas las necesidades básicas. Su color es el rojo y lo podemos ubicar en el perineo, el punto localizado entre el ano o cóxis y los órganos sexuales. Es la conexión con la madre y con la Tierra, el más terrenal y más físico. Es donde reposa, dormida la energía de la serpiente, Kundalini. La conducta de los niños está motivada por el primer chakra, búsqueda de satisfacer las necesidades básicas: sueño, alimento, abrigo, seguridad, echar raíces, establecer las leyes de su mundo, aprender a regular la satisfacción de sus necesidades. Se trata del nacimiento, la supervivencia física, el conocimiento del mundo físico que los rodea y de su identidad en él. Por eso, una persona motivada por el primer chakra está centrada en sí misma. Se dice es el chakra predominante en los primeros años de vida.

Conceptos y conflictos: la seguridad, la supervivencia, la confianza, la relación con el dinero, el hogar, el trabajo, el alimento, el sexo. Estar presente en el aquí y ahora. La conexión con la Tierra. La madre. Conservación de la espécie.

Verbo: Yo tengo.

Color: Rojo.

Ubicación: Perineo.

Emociones: Miedo.

Elemento: Tierra.

Mantra: LAM.

Vocal: U.

Frecuencia: 396 Hz

Glándula endocrina: Glándula suprarrenal y cortico-adrenales.

Alimentos asociados: Proteínas, carne (anclan a la tierra).

Partes del cuerpo: Sistema linfático, sistema óseo (dientes y huesos), testículos, ovarios, la próstata, el sacro, la vejiga, el sistema de evacuación y urinario, las piernas, pies, tobillos, etc. La nariz, puesto que es el órgano relacionado con el sentido del olfato, un sentido asociado con la supervivencia.

Afecciones: Obesidad, hemorroides, estreñimiento, ciática, artritis degenerativa, lesiones de rodillas, Varices, dolores lumbares, tumores recto, anorexia, obesidad, reuma, artritis, estreñimiento, hemorroides.

Cuando Muladhara se desequilibra sentimos miedo o inseguridad normalmente. No sabemos qué hacer con nuestra vida, porque todo es incierto, no hay una estabilidad, un suelo firme donde pisar. Tenemos miedo a no tener suficiente dinero, no poder alimentarnos a nosotros mismo y/o a nuestra familia, miedo a la falta de hogar… Ejemplos: un huérfano, un indigente, una persona en bancarrota…

 

¿Quieres saber más acerca de los chakras? ¿Tienes dudas sobre temas espirituales? ¿Quieres participar de manera activa en este blog proponiendo temas?

Solo tienes que ponerte en contacto conmigo en perseideterapias@gmail.com 

¡Namaste!

Vanesa Bueno

Trastorno afectivo estacional: cómo afrontar mejor el invierno

¿Quién dijo que «Winter is coming»?…

Winter is here!

Con el cambio de estación y la llegada del frío invernal, entramos en modo introspectivo, momento de mirar adentro y cuidar nuestro interior de los excesos del verano. Venimos del verano, que es gobernado por la energía yang y nuestro Sol, que nos aporta energía llena de fuego y calor, invitándonos a movernos, a estar activos, a socializarnos, a no parar ni un segundo. Es momento de crear, trabajar y abrazar nuestra parte masculina que sale a la luz.

Progresivamente nos metimos en el otoño, en sus días lluviosos y llenos de nubes para poder ahora dar la bienvenida al Invierno, la dominado por la energía dulce y sutil femenina, que con su aire melancólico y su frío nos invita a calmarnos, a dedicarnos más a aspectos emocionales, intelectuales, a empezar proyectos, a hacer balance del año que dejamos atrás. Con el equilibrio de esta energía yin, tenemos la posibilidad de centrarnos más en nuestro interior y focalizar toda nuestra energía en crecer como personas, sanar viejas heridas y cambiar creencias o patrones que ya no nos hacen falta o que nos hacen daño.

Por eso es un gran momento para iniciar la meditación si aún no eres un habitual en su práctica (unos 20 minutos es suficiente para algunos, para mí suele ser mejor entre 45 min. y 1h. al menos 1 vez por semana), al igual que la práctica del yoga, pero buscando uno que conecte contigo y que no sea excesivamente activo en esta época, ya que no es momento de realizar grandes esfuerzos. Te recomiendo que pruebas una sesión semanal de Hatha yoga y que me digas qué tal te sienta. Verás como cambia tu mente, tu cuerpo y tu vitalidad en poco tiempo.

 

RECOMENDACIONES PARA ESTOS MESES DE FRIO:

El invierno es una estación difícil, así que lo primero que te recomiendo es que la disfrutes (o lo intentes) como una etapa nueva que te va a aportar nuevas metas y proyectos. Todas las estaciones aportan cosas diferentes y nos hacen vivir procesos diferentes. Segundo, que te olvides del verano, del calor y de la cervecita en la playa o bajo una sombrilla y que agradezcas el descanso que necesitaba tu cuerpo (seguro que tus piernas y su circulación agradecen que bajen las temperaturas) para hacer otras actividades como viajar a la montaña, hacer senderismo, verte una serie nueva, ir más al cine y sobretodo exponerte mucho al sol, ya que tu cuerpo necesita la vitamina D que sólo él nos proporciona y que va a mejorar tu ánimo en caso de que el invierno suela ponerte muy melancólico.Céntrate en agradecer la nueva etapa y todo lo que ella puede aportarte. ¿No es maravilloso pasear por las calles iluminadas de tu ciudad? ¿O subir a las pistas de esquí a pasar un agradable fin de semana?

 

A nivel alimentación, te recomiendo potajes, purés, caldos y guisos calentitos, muy nutritivos y ricos, de muchos colores y a poder ser vegetarianos o veganos. Tenemos que desintoxicarnos de tanta carne, de esa energía densa y pesada que hemos consumido y que además incorpora las emociones del animal antes de su muerte, como el miedo.

En invierno tu cuerpo va pidiendo cosas calentitas para contrarestar el frío exterior, después de tantas ensaladas y fruta fría, pero no te olvides que puede seguir comiendo crudo y añadir a tus menús ensaladas templadas con vegetales de temporada como la alcachofa, la calabaza, la naranja… También puedes substituir tu desayuno de tostadas (recuerda: cuantos menos ingredientes tiene el pan, mejor, de masa madre, integral y a poder ser sin gluten como la espelta o el trigo sarraceno son buenas opciones) por un «podridge» de avena (gachas de avena) con canela y stevia. No te olvides de comer fruta entera, que nos apetece más en verano pero es muy necesaria, si no te gusta fría, sácala antes de la nevera o en un bol bonito en la cocina.

 

A nivel energético recomiendo realizarte mínimo una sesión de Reiki o Terapia Integral al mes, ya que con esto conseguimos limpiar las energías densas acumuladas en tus cuerpos. Usando gemoterapia, concretamente pirita, podemos trabajar los pensamientos «tóxicos» y repetitivos que se pueden dar al bajar el ánimo, y «extraerlos» para que dejes de tenerlos. El Reiki ayudará a salir la energía densa y pesada que ensucia tu canal y hará llegar a ti la energía actualizada, limpia y pura de la más alta vibración a tu cuerpo, reequilibrando el funcionamiento de los centros energéticos que hacen que todo en ti funcione correctamente, con lo que también ayudarás a tu sistema inmunológico a estar fuerte para combatir los posibles resfriados. Recuerda que es importante cuidar tu cuerpo físico, pero también el energético.

 

Como ya hemos dicho, es momento de introspección, de mirar hacia adentro, de estar tranquilos. En esta época suelen salir memorias dolorosas o traumáticas de vidas pasadas, en las cuales hemos vivido en zonas de mucho frío, en lugares árticos y conectamos con la «Noche oscura del Alma», nuestros sentimientos más ocultos, profundos y oscuros, con la noche y también con el esoterismo (¡Halloween!). Quizás salgan nuestros demonios a flote y por ello es una excelente oportunidad de abrazarlos, entenderlos y decirles adiós.

La manera que a mí personalmente me ha ayudado más a cambiar o transmutar estos demonios ha sido con Kinesiología Emocional. Ésta te ayuda a entender qué pasa en tu vida, cuál es el origen de aquello que te crea malestar o de tu dolor, te ayuda a conectar con tu intuición y a saber qué quiere tu alma y tu cuerpo. Recomiendo que os apuntéis los sueños en una libreta y que escribáis un diario sobre situaciones, sentimientos y sueños que experimentéis día a día, sobretodo si estáis dispuestos a poneros manos a la obra con vuestra curación interior para evolucionar y elevar vuestra vibración, que no es más que en definitiva, ser mejor persona y más consciente día a día. El tener apuntado todo eso ayuda mucho en la sesión a agilizar las respuestas y a conectar antes con el qué, el cómo y el porqué.

También recomiendo como parte de tu proceso de sanación, la toma de Flores de Bach junto con el resto de terapias que queráis probar (yo las tomo todo el año, cada vez que me hago un preparado, es para una cosa distinta, dependiendo de lo que estoy sintiendo, viviendo y experimentando en ese justo momento) ya que aceleran el proceso y acompañan, integrando mejor los cambios y sacando los bloqueos más profundos. Además, puedes círculos de meditación, que probéis las Constelaciones Familiares (mejor en grupo), regresiones, Biodescodificación o Bioneuroemoción y el Theta Healing, además de lectura y videos de conferencias o talleres de grandes maestros o gurús como Neale Donald Walsh, Osho, Louise Hay, Doreen Virtue, Anita Moorjani, Wayne Dyer, Deepak Chopra, Gregg Braden, Joe Vitale,… 

¡Ojo! Me gustaría puntualizar que con esto no estoy diciendo que las Terapias Alternativas ni la Kinesiología sean substitutivo de un psicólogo o psiquiatra, sino, una ayuda o algo que hacer como complemento, en mi caso, me ayudó mucho más que el primero que he nombrado, pero como en todo depende de muchas variables (si conectas con ese profesional ono, la empatía que éste tenga)…

Nada de esto hace milagros si tú no te implicas 100% en el proceso y empiezas a responsabilizarte de tu parte. Ser consciente de que lo que vives es mayoritariamente creado por ti (incluso lo peor que te haya pasado) y que lo has atraído a tu vida, te va a ayudar mucho para cambiar tus patrones de pensamiento mentales que atraen esas situaciones dolorosas a ti.

También pienso que hay terapias como las constelaciones en las que hacer 1 sesión cada 3 o 4 meses es suficiente. En cambio, la Kinesiología normalmente requiere un seguimiento y aunque es rápida porque además de sacar información, te ayuda a la corrección de la parte inconsciente implicada en el proceso, tiene que tener una continuidad para ver el progreso y normalmente en la 3ta sesión se empiezan a ver cambios significativos. Yo en su día realizaba las sesiones cada 3 semanas y estuve meses yendo, muy comprometida conmigo misma, pero el tiempo entre sesiones varía y lo testamos, poniendo la cita según lo pida tu cuerpo, a veces tienes que realizar otra la semana siguiente, o te indica realizar otra terapia, otras veces cada 5 semanas… Esto es variable según tu cuerpo nos indique lo que necesita en ese momento.

Para finalizar, es importante en invierno, estar rodeado de lo que te haga sentirte bien, reforzar tus relaciones afectivas, sentirte protegido y a salvo (trabajando el primer chakra, Muladhara), el contacto humano, ya que estamos mucho más sensibles y es importante sentirnos amados y amarnos para nuestro bienestar.

 

Recuerda que si yo cambio, todo cambia y que lo que crees creas, así que empieza a crear hoy un maravilloso día y visualiza el  maravilloso invierno que tienes por delante. 

 

Gracias, gracias, gracias por leer. Espero que os haya servido de ayuda y que estos nuevos consejos los apliquéis a vuestras vidas sentiros mejor y llenos de alegría durante esta estación y todo el año. ¡Ah! Y recuerda: cualquier duda puedes contactar conmigo escribiendo un comentario en esta entrada o dirigirte a la sección Contacto donde encontrarás mi whatsapp y mi e-mail. También puedes contactar conmigo a través de mi página de Facebook. Comparte este artículo con tus amigos si te ha gustado, para que a ellos les pueda ayudar también.

Namaste,

 

Vanesa Bueno

¡Bienvenido a mi Blog!

Primero de todo, GRACIAS POR LEER. Esta es la primera entrada de la que espero sea una manera más cercana y eficiente de llegar a vosotros. En este blog quiero compartir artículos, información y herramientas que en su día me ayudaron en mi proceso de transformación y de aprendizaje, cambiando mi vida, mi forma de ser y de pensar por completo y convirtiendo a la chica tímida, apegada y depresiva en la mujer emprendedora, valiente y segura de sí misma que soy hoy.

Este blog no va a tratar de un solo de psicología, o de espiritualidad o de terapias, sino que pretende englobar cualquier herramienta, técnica y filosofía que sea beneficiosa para ti y tu aprendizaje, que pueda interesarte para cambiar y evolucionar, permitiéndome acercándome más a vosotros, interactuar, responder dudas y preguntas y aprender en este camino juntos.

Un requisito indispensable para ello es abrir la mente o al menos, no tener prejuicios. Sé que esto es un poco complicado para todas esas mentes racionales que lean esto, que quizás no hayan pasado de las dos primeras líneas (ojalá sí lo hagan). Hace 5 años yo tampoco creía en nada de lo que ahora trabajo. Era una administrativa contable que solo quería un novio y una vida corriente. Nunca hubiera pensado que realizaría sesiones de terapia, que me gustaría y se me daría bien ayudar a otros, que trabajaría con la energía, que probaría tantas terapias distintas ni que estas me funcionarían tan bien como lo han hecho, llegando a cambiar mi vida (gracias también a mis ganas, claro). Pero un día de repente te ves obligado a cambiar tus pensamientos porque lo has probado todo y nada te funciona. Necesitamos cambiar creencias, los viejos hábitos que ya no nos sirven y sopesar nuevas posibilidades y maneras de actuar. Abrir nuestras mentes, dejar de juzgar por lo que se supone que está bien o mal, lo que es socialmente correcto o no y empezar a ver otras posibilidades. Desidentificarnos del yo y del papel que te han creado, quedarte vacío y desnudo y entonces empezarnos a llenar de lo que sí nos hace bien, decidiendo quienes somos y cómo queremos ser, olvidando los condicionamientos que solo intoxican nuestras mentes y vidas.

«¿Pero, entonces, qué nos vas a contar?»

 

Mi intención es, compartir con vosotros informaciones y mostraros las herramientas de las que dispongo y conozco, para que podáis cambiar y mejorar vuestras vidas como yo hice. No importa si es un pequeño hábito que cambia poco o mucho vuestro día a día, por poco que sea que hagáis, o simplemente leáis, el conocimiento ya planta una semilla, que quizás más adelante cree o cambie un habito. Y lo mejor, que al probarlo, compartirás tu conocimiento con otros, de manera que la rueda de cambios y mejoras en tu vida y en la de los que te rodean es infinita.

 

«Mi único objetivo es ayudarte a mejorar tu vida para que seas FELIZ.»

 

«¿Y cómo lo vas a hacer?»

 

Compartiendo con vosotros vídeos, artículos, libros, enseñanzas de maestros, doctores, profesores, gurús y otros grandes seres que tanto me han dado a mí y a muchos otros, a los que admiro y a los que tanto tengo que agradecer (GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS).

Hay muchas cosas que ni papá ni mamá han podido enseñarnos sobre la vida dado a que ellos mismos las desconocen, y muchas otras que deberían enseñarse en los colegios. Cómo funcionan nuestras mentes y cuerpos y las Leyes Universales debería ser algo fundamental, algo que en la actualidad cada vez se conoce más gracias a los movimientos como el «New Age», la difusión de las técnicas de sanación, terapias y disciplinas como el yoga y un sinfín más de métodos, eventos conscientes y terapeutas implicados en el cambio de paradigma y transformación de la forma de pensar de la humanidad. La Tierra está cambiando (Se escucha: «POR FIIIIIIN !!!» y aplausos).

 

Han sido horas y horas de leer, de ver vídeos, de realizar ejercicios, de lágrimas, de soltar creencias, de mucha lucha interna, meditaciones fallidas y terapias varias hasta alcanzar la paz que necesitaba y con la que vivo actualmente. Ese es el estado natural del ser, el que deberíamos todos experimentar desde el nacimiento.

IMPORTANTE: Esto no quiere decir que os vaya a cambiar la vida, no soy una persona a la que le guste vender humo. Yo no soy perfecta, mi vida no es perfecta y sigo en cambio constante y en procesos de aprendizaje que cambian según lo que sucede en mi vida, pero soy muy diferente de la persona que era. Una versión mejorada y mucho más feliz de mí misma, que piensa y actúa diferente porque he aprendido a confiar en mi intuición, escuchar a mi corazón y a juzgar cada vez menos, porque en cualquier momento la vida te puede sorprender. Ahora soy una persona mucho más positiva, independiente y valiente que antes y cada vez me siento mejor.

Quiero que seas TÚ el dueño de tu vida, que te empoderes, que seas fuerte e independiente sin depender de nadie, sin escuchar a nadie más que a ti mismo. Pero los resultados dependerán del grado de compromiso que tengas contigo mismo, y de lo mucho que anheles el cambio. Yo me prometí a mí misma que no pararía hasta sanarme y aquí sigo, incansable, y he conseguido eliminar la gran mayoría de bloqueos y aspectos de mí que no me gustaban, los que más me impedían cambiar mi vida a mejor y alcanzar la felicidad, el amor y a veces incluso la salud. Pero a veces hay que ser muy valiente para mirar adentro y ver tus demonios, porque es doloroso, pero abrazarlos y invitarlos a irse, es un camino muy liberador que todos deberíamos emprender. La finalidad es ayudarte a que el proceso sea más fácil, que aunque existan cosas, personas, situaciones o sentimientos que no están bien en tu vida, al menos eso no te afecte emocional ni psicológicamente y que puedas «vivir con la paz de un Buda en medio de una guerra»

 

Gracias por ser,

Vanesa Bueno